Fabricamos tejidos de poliéster reciclado que contribuyen a reducir el desperdicio de plástico generado.

Hemos creado una línea de tejidos de poliéster reciclado que contribuyen a un mar más limpio.

Hemos desarrollado un proyecto innovador para reducir los microplásticos que llegan al mar después del lavado.

Nos hemos comprometido con el uso de materias primas alternativas, naturales y orgánicas para reducir el uso de materiales sintéticos.

Optimizamos la gestión del agua con procesos de fabricación más sostenibles.

Usamos procesos de tintado más ecológicos para reducir el consumo de agua.

Estamos avanzando hacia una nueva cultura del agua como un activo ecológico y social.

Hemos mejorado nuestra gestión de aguas residuales. Con nuestra planta de tratamiento de agua, devolvemos el 85% de lo que consumimos a los cursos naturales de agua.

Hemos reducido el consumo total de energía en todos nuestros procesos de producción.

Tenemos nuestra propia planta de cogeneración de energía.

Nuestro proceso de producción utiliza menos productos químicos y disolventes para mejorar la calidad del aire.

Realizamos continuas auditorías del medio ambiente.

Hemos creado una línea de tejidos sostenibles y soluciones textiles respetuosas con el medio ambiente.

Avanzamos hacia un reciclaje en circuito cerrado: los productos que están «fuera de uso» se utilizan para fabricar nuevos productos.

Aplicamos un proceso de reciclaje interno efectivo para tejidos, hilos y prendas de desecho.